Referentes


Autores de Cómics

Peter Bagge, Gene Colan, Mike Mignola, Quino, Beto Hernandez, Howard Cruse, Alan Moore, Neil Gaiman, Kelley Jones, Nazario, Roberta Gregory, Álvarez Rabo, Ralf König, Edika, Raf, Tsugumi Ōba y Takeshi Obata, entre otros.

Directores de cine

Alfred Hitchcock, Darren Aronofsky, Hayao Miyazaki, Tod Browning, Brian De Palma, Ingmar Bergman, John Waters, Lars Von Trier, Stephen Daldry, David Linch, Pedro Almodovar, George A. Romero, F.W. Murnau y Fritz Lang entre otros.

Películas

"El viaje de Chihiro" (Hayao Miyazaki, 2001)
"Bram's Strokers Dracula" (Francis Ford Coppola, 1992)
"Una mujer bajo la influencia" (John Cassavetes, 1974)
"The take" (Avi Lewis y Naomi Klein, 2004)
"Sleepy Hollow" (Tim Burton, 1999)
"¿Qué fue de Baby Jane?" (Robert Aldrich, 1962)
"Lo que el viento se llevó" (V. Fleming, 1939)
"Mulholland drive" (David Lynch, 2001)
"Réquiem por un sueño" (Darren Aronofsky, 2000)
"Atracción fatal" (Adrian Lyne, 1987)
entre otras.

Canciones

"Vengo a ofrecer mi corazón" - Mercedes Sosa.
"La gata" - Rocío Durcal
"I'm not scared" - Eighth Wonder
"Im nin'alu" - Ofra Haza
"Why" - Annie Lennox
"En mi prisión" - Fangoria
"Ese amigo del alma" - Lito Vitale
"Moonlight Shadow" - Mike Oldfield
"Caribbean blue" - Enya
"Besaré el suelo" - Luz Casal
"Panic" - The Smiths
"Perros perdidos" - Rocío Jurado
entre otras

Escritores

Alice Miller, Agatha Christie, Patricia Highsmith, Chuck Palahniuk, Hermann Hesse, Michael Ende, Lewis Carroll, Oscar Wilde, Michael Cunningham, H. G. Wells, George Orwell, Paul Auster, Jean Cocteau, Franz Kafka, Friederich Nietzsche, Barbara Ehrenreich, Naomi Klein, Patrick Süskind, entre otros.


Textos selectos:


Alice Miller:
"Quien no es capaz de condenar inequívocamente lo malvado, lo pérfido, lo rastrero, lo perverso y lo hipócrita, se halla carente de orientación y sometido al imperativo de repetir ciegamente a su vez lo que vivió en su propia carne." 
(pag. 148, El saber proscrito, Alice Miller, TusQuets editores, 1988).




El escritor estadounidense Paul Auster

Paul Auster:
"Yo había saltado desde el borde del acantilado y justo cuando estaba a punto de dar contra el fondo, ocurrió un hecho extraordinario: me enteré que había gente que me quería. Que le quieran a uno de ese modo lo cambia todo. No disminuye el terror de la caída, pero te da una nueva perspectiva de lo que significa ese terror. Yo había saltado desde el borde y entonces, en el último instante, algo me cogió en el aire. Ese algo es lo que defino como amor. Es la única cosa que puede detener la vida de un hombre, la única cosa lo bastante poderosa como para invalidar las leyes de la gravedad"

Fragmento de "El Palacio de la Luna" (1989)


Antón Chéjov:

"La moral y la lógica no tienen nada que ver con esto. Todo depende de las circunstancias. Al que lo han encerrado está aquí, y al que no lo han encerrado se pasea por ahí, y eso es todo. En el hecho de que yo sea doctor y usted un perturbado no hay moralidad ni lógica, sino una casualidad pura y simple."
Fragmento de "El pabellón n.º6" (1892).




Carl Gustav Jung:

"El descubrimiento de uno mismo es indudablemente una derrota para el ego."

"Lo que fuerza al hombre a buscar un sucedáneo dentro de sí mismo, no es la carencia de objetos exteriores, sino su incapacidad para abrazar con amor algo que está fuera de él".
Símbolos de transformación, de Editorial Paidós.



Enrique Eskenazi:

"El tema no es lo que queremos que sea verdad, el tema es lo que es verdad más allá de lo que queramos o no."








Neil Gaiman:

Tu cara -Le dijo- ¿Qué te has hecho en la cara?
Marion se encogió de hombros. -Quería ser por fuera como soy por dentro -dijo sin soltar el cuchillo.

Sandman





Martín Niemöller:

Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemocrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.


R. O'Donnell:

Cuando te pido que me escuches y tu empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te he pedido.
Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a decirme por qué no tendría que sentirme así, no respetas mis sentimientos.
Cuando te pido que me escuches, y tú sientes el deber de hacer algo para resolver mi problema, no respondes a mis necesidades. ¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches, no que hables ni que hagas. Sólo que me escuches.
Aconsejar es fácil. Pero yo no soy un incapaz. Quizás esté desanimado o en dificultad, pero no soy un inútil.
Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito, no haces mas que contribuir a mi inseguridad.
Pero cuando aceptas, simplemente, que lo que siento me pertenece, aunque sea irracional, entonces no tengo que intentar hacértelo entender, sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí.

(Mosaico de la misericordia)


Jorge Bucay:

"No camines delante de mí porque no podría seguirte. No camines detrás de mí, porque podría perderte. No camines debajo de mí, porque podría pisarte. No camines encima de mí, porque podría sentir que me pesas. Camina a mi lado, porque somos iguales"



Thomas Stearns Eliot
T. S. Eliot:

Oh oscuro, oscuro, oscuro. Todos ellos caen en lo oscuro,
los espacios vacíos interestelares, el vacío dentro del vacío,
los capitanes, banqueros, eminentes hombres de letras,
los generosos mecenas del arte, los estadistas y los gobernantes,
distinguidos funcionarios, presidentes de muchos comités,
magnates industriales e insignificantes contratistas, todos caen en lo oscuro,
y oscuro el Sol y la Luna, y el Almanaque de Gotha
y la gaceta de la Bolsa, el Directorio de los Directivos,
y frío el sentido y ausente el motivo de la acción.
Y todos vamos con ellos, hacia el funeral silencioso,
el funeral de nadie, porque no hay nadie a quien enterrar.
Yo dije a mi alma, está tranquila, y deja que lo oscuro te invada,
que será la oscuridad de Dios. Como en un teatro
las luces se apagan, porque se va a cambiar la escena,
con un vacío retumbar de alas, con un movimiento de oscuridad en oscuridad,
y sabemos que las colinas y los árboles, el panorama distante
y la atrevida e imponente fachada están siendo retiradas—
O, cuando un vagón subterráneo, en el metro, se para demasiado tiempo entre dos estaciones,
y la conversación se anima y lentamente se apaga en el silencio,
y ves cómo ahonda detrás de cada cara el vacío mental,
quedando sólo el terror creciente de no pensar en nada;
o cuando, bajo el influjo del éter, la mente está consciente, pero consciente de nada—
Yo dije a mi alma, está tranquila, y espera sin esperanza,
porque la esperanza sería esperanza de la cosa equivocada; espera sin amor,
porque el amor sería amor de la cosa equivocada; aún queda la fe,
pero la fe y el amor y la esperanza se encuentran todos en la espera.
Espera sin razón, porque no estás listo para la razón:
Así la oscuridad será la luz, y la quietud el baile.
Susurro de arroyos, y relámpago de invierno.
El tomillo silvestre oculto, y la fresa silvestre,
las risas en el jardín, éxtasis que resuena,
no perdidas, pero necesitadas, apuntando a la agonía
de la muerte y el nacimiento.

Dices que estoy repitiendo
algo que ya he dicho antes. Lo diré otra vez,
¿lo diré otra vez? Para llegar allí,
para llegar donde tú estás, para volver de donde no estás,
debes ir por un camino en el que no haya éxtasis.
Para llegar a lo que no sabes
debes ir por un camino que es el camino de la ignorancia.
Para poseer lo que no posees
debes ir por el camino de la desposesión.
Para llegar a lo que no eres
debes ir a través del camino en que no estás.
Y lo que no sabes es la única cosa que sabes,
y lo que posees es lo que no posees,
y en donde estás es donde no estás.

(The Four Quartets. East Coker -III-)